Barcelona Fashion Summit

8 de febrero de 2019

La séptima edición de Barcelona Fashion Summit volvió a reunir a los principales directivos de las mayores empresas de moda de España, esta vez bajo el título Fashion Año 0: Claves para reinventar el negocio de la moda. Desde Kendu tuvimos la ocasión de asistir a una jornada de lo más interesante y como creemos firmemente que “compartir es vivir”, os dejamos algunas reflexiones, sensaciones y temas tratados en el foro.


  • CONOCER AL CLIENTE Y SABER LO QUE QUIERE es fundamental para el éxito de las marcas. Los nuevos players como Laagam tienen claro que su éxito depende de conocer bien a sus clientes y sus motivaciones de compra, y de hacerles partícipes de la decisión de qué productos lanzar al mercado. El reto es cómo pueden hacerlo las grandes marcas que no tienen 200 sino 200 millones de clientes, y ahí se percibe un todavía largo recorrido en la explotación de datos.


  • La RELEVANCIA E INCONFORMISMO son claves para reinventar la industria de la moda. Es necesario estar abiertos la innovación tanto de producto, mediante la personalización o la co-creación, como de modelo de negocio y de distribución. Tesla, Amazon o Alibaba, tienen que servirnos como inspiración en lugar de verlos como una amenaza.


  • SOSTENIBILIDAD como camino a seguir, no como argumento de venta.  Alfred Vernis de Inditex, recalcó la importancia de tomar medidas sostenibles ahora, “porque el planeta no puede esperar”, eso sí, teniendo claro que “la gente va a comprar moda, y no sostenibilidad”. Es importante trasladar el mensaje y estar en sintonía en este tema a lo largo de toda la cadena de valor.


  •  EXPERIENCIA es un término que está en boca de todos, pero que pocos saben explicar y dotarle de un significado. Con su habitual irreverencia y sentido del humor, Ágatha Ruiz de la Prada encendió un debate donde quedó claro que como mínimo, la experiencia es un término relativo y depende mucho de cuál es la proposición de valor de la marca y el público al que ésta se dirige.


  •  La HUMANIZACIÓN es claramente uno de los valores diferenciales de la tienda física, difícilmente replicable en otros canales de relación o transacción de una marca con su clientela. Fue sin duda el punto de optimismo de la jornada, dentro del marco general de “crisis”. Y hubo algo en lo que todos coincidieron: la tienda es clave para humanizar una marca de moda y cumplirá un papel fundamental como destino de ocio de la gente.

 

  • Finalmente, la DIFERENCIACIÓN de las marcas (o falta de ella) fue uno de los temas también de mayor debate entre los asistentes, sin duda un valor que las marcas de moda deben recuperar para volver a recuperar la magia y la ilusión en sus clientes. De hecho, recuperamos una pregunta muy interesante que salió del público y que toda marca (y negocio) debería hacerse: Si quitas al producto de la ecuación, ¿qué vendes?