Kendu and
Uniqlo

Combinando tradición y modernidad

El desafío

Uniqlo, la firma de moda japonesa perteneciente al grupo Fast Retailing, con más de 1.800 tiendas operativas en 18 países, tenía prevista la expansión estratégica de sus tiendas a España a finales de 2017. Barcelona fue la ciudad escogida por la marca para su desembarco en el país; concretamente en el Paseo de Gracia. La alta competencia que presentaban otras grandes firmas en las inmediaciones, así como la necesidad de transmitir los valores de la marca y demostrar la capacidad de adaptación al nuevo mercado, suponían grandes retos para la marca, por lo que hasta el más mínimo detalle de sus tiendas debía estar orientado a superarlos.

La solución

Uniqlo escogió un palacete modernista con vidrieras de colores de más de 1.730 metros cuadrados distribuidos en 4 plantas para presentar sus colecciones. Haciendo un guiño a la ciudad, decidieron mantener elementos arquitectónicos propios de la burguesía local del siglo XIX como las grandes vidrieras y combinarlo con un estilo nipón moderno, acercando al visitante a Tokyo. En su interior, fiel al espíritu minimalista y funcional japonés característico de sus tiendas, instalaron grandes cajas de luz, algunas de cerca de 4 metros de largo con textiles tanto impresos como blancos, colocados en el techo y encastrados en lugares estratégicos de la tienda.

El resultado

La flagship catalana del grupo nipón es sin duda un estandarte de modernidad, innovación y minimalismo, muy en línea con la imagen global de la marca. Además, la combinación de luz neutra con zonas de intenso colorido guía al cliente en su recorrido por las 4 plantas de la tienda y hace que su experiencia en la tienda de Gracia sea inmejorable. Tanto es así que el éxito de Barcelona se trasladará en breve a nuevas aperturas en Madrid. Os iremos informando.